Cuándo sacrificar o no sus prioridades

by David HoegermanOctober 8, 2015

Antes de comenzar, es importante entender que hay algunas cuestiones relacionadas con el proceso de compra que son indispensables. En algún orden particular, son las siguientes:

compromise

  1. Su asesor hipotecario
  2. Su plan financiero y presupuesto
  3. Su agente inmobiliario

Poner en riesgo estas cuestiones (por ejemplo, elegir el banco hipotecario solo por la tasa de interés o elegir un agente inmobiliario por la comisión que reintegrará al cierre) tendrá los mismos resultados que el juego de azar.

A veces se gana, pero la mayoría de las veces se pierde.

Lo bueno de ser fiel a su lista de “cosas que no se deben sacrificar” es que las ventajas para usted harán que se sienta seguro de que está haciendo lo correcto.

Tradicionalmente, los compradores de una primera vivienda deben tomar decisiones sobre el precio, la ubicación, el tamaño, el entorno o el distrito escolar.

Una vez que haya determinado el orden de preferencias y prioridades o, en otras palabras, lo que está dispuesto a sacrificar en primer lugar, estará en una posición más favorable para tomar las decisiones correctas.

Si la ubicación es su prioridad número uno, la compra en una determinada ubicación lo forzará a descartar las demás prioridades, por lo que debería sacrificar otros aspectos:

  • Buscar un tipo de casa diferente en la comunidad, como una vivienda unifamiliar más pequeña, una vivienda en serie o un condominio. Decidir si puede vivir con un dormitorio menos u otras características de su lista.
  • Consultar con un prestamista o asesor financiero para analizar las opciones para aumentar su presupuesto. Si bien nadie debe realizar un gasto excesivo en la compra de una vivienda, usted debe reconocer que si se excede $10.000 en el precio cuando está financiando su compra con un préstamo a tasa fija a 30 años, en realidad solo deberá pagar alrededor de $30 más en su cuota mensual.
  • Moderar sus expectativas acerca de las condiciones de la casa. Si bien muchos prefieren una casa lista para mudarse, a menudo puede ser mejor negocio una casa que necesite algunas reparaciones. Haga el trabajo preliminar: las reparaciones pueden no ser tan estéticas una vez que profundice en el tema.

Todos los compradores de una primera vivienda enfrentan el mismo “tira y afloja”. El precio, el tamaño, la ubicación, el traslado y las comodidades de la casa se esfuerzan por llamar la atención. Por su lucha por ser el punto más importante y su competencia por ser la número uno en la lista de prioridades, todas las características tienen la misma importancia.

Sin embargo, al final no tienen la misma prioridad. Algo o alguien debe ceder. Se deben tomar decisiones e, indudablemente, muchas serán las cuestiones que deberá sacrificar.

About The Author
David Hoegerman

Leave a Response