Cinco señales que usted no está preparado para comprar, aún.

by David HoegermanOctober 8, 2015

ready-to-buy

 

Podría haber desacuerdos entre algunos profesionales del sector inmobiliario, pero no todos necesitan tener una casa ahora mismo. Seamos sinceros: algunas personas no saben lo que es tener una casa.

Sin embargo, la mayoría de ustedes comprarán una casa en el futuro y serán excelentes propietarios. Solo deben hacer un trabajo preliminar y abordar unas pocas malas decisiones de vida que se acarrean desde principios de la década de 1920.

Algunos de ustedes califican totalmente para comprar ya mismo. Tienen buen crédito, suficientes activos y buenos ingresos. Con estas cualidades califican para comprar, pero ¿lo harían?

Cualquiera sea el caso, aquí se exponen algunas de las razones por las que podrían considerar esperar.

 

Podría mudarse pronto

Las comisiones, los gastos de cierre y otros honorarios le costarán alrededor del 5%-7% cuando venda. Si tuvo la casa menos de dos años, también deberá pagar el impuesto a las ganancias. Téngala más de dos años y evite ese impuesto.

Por supuesto, siempre está la posibilidad de alquilar la propiedad cuando se mude, pero ¿desea tener un inquilino? A muchos les agrada cobrar un alquiler, pero a otros no les agrada tener que tratar con inquilinos cuya inteligencia, limpieza o responsabilidad financiera es cuestionable.

 

Su trabajo (o ingresos) no es seguro

Las economías son cíclicas pero también están sujetas a los caprichos de la sociedad o a los avances tecnológicos que las tornan redundantes.

Sea usted autónomo o esté trabajando para una empresa que aparece en la lista Riqueza 500 (Fortune 500), da lo mismo. Si usted no tiene la flexibilidad necesaria para absorber un año flojo o unos meses de licencia, entonces debe considerarlo seriamente.

Sea muy cuidadoso al combinar la falta de seguridad con cualquiera de las dos razones que se detallan a continuación, por las que podría querer esperar.

 

Usted tiene muchísimas deudas

Una deuda enorme dificulta la calificación para una hipoteca. Coloca su relación cuota/ingresos en la zona roja, dificulta el ahorro para un pago inicial y hace que su calificación crediticia sea más baja.

En otras palabras, le quita la posibilidad de decidir comprar, ya que simplemente no existe tal posibilidad.

 

Sus activos para un pago inicial son escasos

NO necesita ahorrar el 20% para un pago inicial. Desde luego, el inmueble resulta más asequible debido a la falta de seguro hipotecario (PMI, por sus siglas en inglés) cuando usted tiene el 20% para pagar.

Sin embargo, debe tener en cuenta que la compra de una casa no incluye solamente el pago inicial y gastos de cierre. Se debe tener en cuenta la inspección, la tasación y el costo de la mudanza. También podría necesitar muebles nuevos.

Si tiene que usar una tarjeta de crédito para esos gastos, debe detenerse y considerar su decisión. No permita que el proceso de cierre lo destruya. Necesita dinero para gastos adicionales.

 

Sin presupuesto disponible para gastos adicionales

No caiga en la trampa de creer que la hipoteca será su único gasto. Si es inquilino, es posible que el alquiler sea su único gasto relacionado con la casa pero, como propietario, debe pagarle al plomero, al electricista, al encargado del mantenimiento, al techador, a la empresa encargada de la climatización, entre otros.

Si la casa pertenece a una comunidad de propietarios, tendrá además gastos relacionados. Asegúrese de que su presupuesto tenga suficiente flexibilidad para afrontar estos gastos.

About The Author
David Hoegerman

Leave a Response