Tomar decisiones: presupuesto y planificación

by David HoegermanOctober 8, 2015

planificacion

 

Una de las trampas mayores en las que caen los nuevos compradores es utilizar el monto máximo para el que califican según el asesor hipotecario, en lugar de asegurarse de comprar sin salir de su zona de comodidad  real.

En otras palabras, comprar sin exceder el presupuesto a menudo es un problema.

No puede comprar sin exceder el presupuesto si no tiene uno. Pues entonces, preparemos uno.

 

Paso 1: Cómo preparar un presupuesto familiar

Le proporcionamos una guía y lista de control para que sepa por dónde empezar y vaya por buen camino. No dude en descargarla, confíe en mí.

El primer paso (y el más importante) es preparar un presupuesto familiar que le permita saber cuánto dinero está entrando y cuánto dinero está saliendo.

Su presupuesto lo ayudará a determinar el monto que realmente puede destinar a la cuota de su hipoteca. Sin embargo, las normas de aprobación del préstamo pueden permitirle pedir más dinero del que puede pagar.

Las normas examinan la relación cuota/ingresos, comparando sus ingresos brutos con su nuevo gasto de vivienda y solo las facturas incluidas en su informe crediticio.

El presupuesto contemplará todas las facturas y tendrá en cuenta el ingreso que usted realmente lleva a su casa, no los ingresos brutos. Esto lo ayudará a responder la pregunta más importante de todas: ¿puede pagar la hipoteca?

Cómo preparar un presupuesto

1 – Anote sus ingresos mensuales

2- Enumere todos sus gastos como importes mensuales

3 – Sume todos sus gastos

4 – Compare sus gastos con los indicadores.

  • Vivienda: 35%
  • Transporte: 20%
  • Presupuesto de endeudamiento: 15%
  • Todos los demás gastos: 20%
  • Ahorros: 10%

5 – Lleve un registro y haga un seguimiento de su presupuesto

Los pasos 1 a 4 son una pérdida de tiempo si no se esfuerza por hacer un seguimiento detallado de lo que gastó, dónde lo gastó y si no excedía el presupuesto.

El uso de lápiz y papel es adecuado para hacer listas de tareas cortas y para tomar notas, pero no es adecuado para hacer un seguimiento de su presupuesto y de sus gastos.

Hay varios programas informáticos para preparar un presupuesto integral y muchísimas herramientas en Internet/ la nube no tan conocidas y más accesibles que son igualmente útiles y cuestan mucho menos.

Mint, Freshbooks y Quicken son buenos ejemplos. Hay muchísimas herramientas y no hay excusas para no usarlas.

 

Paso 2: Tener una evaluación crediticia

El paso siguiente es tener una evaluación crediticia. Es muy importante que verifique su crédito lo antes posible porque borrar los malos antecedentes crediticios lleva tiempo. Si usted tiene un crédito insuficiente, lleva tiempo establecerlo.

Necesita una fusión de tres informes crediticios que proporciona tres calificaciones crediticias FICO en un informe expedido por las tres oficinas de crédito más importantes: Transunion, Experian y Equifax.

Si encuentra errores en su informe crediticio, generalmente lleva entre 30 y 45 días corregirlos en las oficinas de crédito porque la solicitud se debe hacer por escrito.

Si se entera de que no tiene suficiente crédito, llevará tiempo establecerlo.

 

Paso 3: Establecer un fondo para emergencias

El paso siguiente es establecer un fondo para emergencias.  Un fondo para emergencias es dinero que usted ahorra en una cuenta de ahorros a corto plazo para usar en casos de emergencia únicamente.

Si no tiene nada ahorrado en el banco, su primer objetivo debe ser ahorrar el equivalente a las facturas de un mes en una cuenta de ahorros.

¿Cómo sabe cuál es el equivalente a las facturas de un mes? El presupuesto que preparó en el paso uno debe incluir las facturas mensuales.

Debe hacer que sus ahorros se debiten automáticamente. Debe programar el débito automático de su sueldo hacia una cuenta de ahorros que no esté vinculada a su cuenta corriente.

Si está vinculada a su cuenta corriente, se tentará a gastar el dinero. Le recomiendo abrir una cuenta de ahorros separada.

 

Paso 4: Elabore su plan financiero

“¡Si fallas en planificar, estás planificando fallar!”

Benjamin Franklin

El primer paso se logra tomando un papel y anotando lo que le gustaría lograr a nivel financiero en los próximos 1 a 5 años.

Mejor aún, arroje el papel al cesto de basura más cercano. Realmente debe usar una herramienta de Internet (esta es una de las sugerencias más útiles que le daré a lo largo de esta guía).

Evernote suele ser una de las alternativas GRATUITAS más populares, pero hay miles más. Existen herramientas muy sofisticadas para preparar presupuestos. MINT es mi favorita, y usted también la puede usar.

No me malinterprete, primero siempre tacho cosas de mi lista de tareas.

Una o dos veces al mes, tomo los puntos importantes de mi anotador y los analizo en la nube.

Luego, organizo la lista en los períodos en los que deseo realizar cada tarea.

Divido la lista en los objetivos que me gustaría alcanzar el próximo año, los próximos 1 a 3 años, y los próximos 3 a 5 años. Así, podrá fijar objetivos financieros a corto, mediano y largo plazo.

Una vez que los haya plasmado en papel, páselos a Evernote y/o a su cuenta de correo electrónico y active las ventanas emergentes de los recordatorios de los eventos del calendario. De ese modo tendrá recordatorios y no excusas.

Una vez que haya organizado sus objetivos, deberá poner en marcha un plan de acción para poder seguirlos.

Este manifiesto para el comprador de una primera vivienda está diseñado específicamente como un plan de acción que funcionará para todos los compradores de una primera vivienda.

Siga el plan. Hágalo.

Si todavía duda de si está preparado, continúe leyendo para saber si reúne los criterios que indican que “usted no está preparado para comprar” en este momento.

About The Author
David Hoegerman

Leave a Response